jueves, 15 de abril de 2010

Los tres principios fundamentales, sheij mohammad at tamimi, primera parte.




El primer principio

Si te preguntan: ¿Quién es tu Señor? Diles: Mi Señor es Allah, Quien se ocupa de todos mis asuntos y también de todo el universo por Su gracia. A Él adoro y no le atribuyo copartícipes. Allah dice: “Alabado sea Allah, Señor del universo.” (Corán 1:2)
El universo es todo aquello que Allah ha creado, y yo formo parte de ese universo.
Si te preguntan: ¿Cómo sabes de la existencia de tu Señor? Diles: Por medio de Su creación y Sus signos [que lo evidencian]. Entre Sus signos se encuentran la noche y el día, el sol y la luna; y en Su creación se encuentra los siete cielos, la tierra, quienes los habitan y todo cuanto hay entre ambos. Allah dice: “Entre Sus señales están la noche y el día, el sol y la luna; no os postréis ante el sol ni la luna, postraos ante Allah que los creó, si es a Él a Quien adoráis.” (Corán 41:37)
“Ciertamente vuestro Señor es Allah Quien creó los cielos y la tierra en seis días, luego se estableció en el trono. Hace que la noche y el día se sucedan ininterrumpidamente. Y creó el sol, la luna y las estrellas sometiéndolos a Su voluntad. ¿Acaso no Le pertenece la creación y Él es Quien dictamina las órdenes según Le place? ¡Bendito sea Allah, Señor del Universo!” (Corán7:54)
“Él hizo de la tierra un lugar habitable para vosotros y del cielo un techo, e hizo descender la lluvia del cielo con la que hace brotar frutos para vuestro sustento. No atribuyáis, pues, copartícipes a Allah, siendo que sabéis [que Él es el único Creador].” (Corán 2:22)
Dijo Ibn Kazír, que Allah tenga misericordia de él: “El Creador de todo lo existente es Quien realmente merece ser adorado.”
Entre las distintas formas de adoración que Allah ha ordenado se encuentran el Islam [como una forma de adoración externa, ya sea la oración, el ayuno, la peregrinación u otras formas], el Imán y el Ihsán [como forma de adoración interna, es decir la fe y la sinceridad]. También la súplica, el temor, la esperanza, encomendarse a Él, el anhelo, la
humildad, el arrepentimiento, el pedido de ayuda, refugio y socorro, el sacrificio de animales, las promesas, y otras. Todas estas formas de adoración ordenadas por Allah deben ser realizadas única y exclusivamente para Él. Allah dice:
“Por cierto que en las mezquitas sólo se adora a Allah, así pues no invoquéis a nada ni a nadie junto con Allah.” (Corán 72:18)
Aquel que dirija algún acto de adoración a otro en vez de Allah es considerado un idólatra porque Allah dice:
“Y quien invoca a otro dios junto a Allah, sin tener prueba, tendrá que rendir cuenta ante Él. Y los incrédulos no prosperarán.” (Corán 23:117)
Y también se menciona en el hadíz: “La súplica es la esencia de la adoración.” Esto se corrobora cuando Allah dice:
“Y dice vuestro Señor: ¡Invocadme, os responderé!” (Corán 40:60)
Respecto al temor dice Allah:
“No les temáis sino temedme a Mí, si sois creyentes.” (Corán 3:175)
Sobre la esperanza:
“Quien tenga la esperanza de la comparecencia ante su Señor que realice obras piadosas y que no adore a nadie más que a su Señor.” (Corán 18:110)
Acerca de encomendarse a Allah, dice el Altísimo:
“Y encomendaos a Allah si sois creyentes.” (Corán 5:23)
“Y quien se encomienda a Allah, Él le es suficiente.” (Corán 65:3)
Sobre el anhelo, el temor y la humildad dice:
“Nos invocaban ansiosos y temerosos, y eran ante nosotros humildes.” (Corán 21:90)
Sobre el temor Allah dice:
{No les temáis a ellos, sino sólo a Mí.} (2:150)
Respecto del arrepentimiento, Allah dice:
{Volveos arrepentidos a vuestro Señor, y someteos a Él.} (39:54)
Sobre buscar Su ayuda, Allah dice:
{Sólo a Ti adoramos y de Ti imploramos ayuda.} (1:5)

Dice el Hadíz: “Si buscas ayuda, búscala en Allah6[6].”
Dice Allah sobre buscar refugio en Él:
{Di [¡Oh, Muhammad!]: Me refugio en el Señor de los humanos. El Soberano de los
humanos.} (114:1-2)
Acerca de buscar Su socorro, dice el Altísimo:
{Cuando pedisteis socorro a vuestro Señor, y os oyó.} (8:9)
Con respecto a los sacrificios de animales dice Allah :
{Diles: Por cierto que mi oración, mi oblación, mi vida y mi muerte pertenecen a Allah,
Señor del universo. Quien no tiene copartícipes. En esto es lo que se me ha ordenado creer, y soy el primero [de esta nación] en someterse a Allah.} (6:162-163)
En la Sunnah se menciona: “Allah maldice a quien sacrifica los animales en nombre de otro que no sea Allah.”7[7]
Acerca de las promesas dice Allah :
{Fueron fieles a sus promesas y temieron un día cuyo mal será de alcance universal.}
(7.6:7)8[8]

3[4] Ha hecho del cielo una cúpula protectora como si fuese un techo de la tierra.
4[5] Ha sido transmitido por At Tirmidhi de Anas Ibn Málik Dice Ibn Al Azír en su obra ``An Niháiah'' La esencia es lo más puro de algo, y la súplica es la esencia de la adoración debido a dos razones: 1º Porque se acata la orden de Allah cuando dice {Suplicadme os responderé} 2º Si se logra apreciar que el éxito de todo radica en Allah, se deja de poner esperanzas en alguien distinto a él, pidiéndole únicamente a Él. Éste es el fundamento de la adoración, ya que lo que se busca al adorar a Allah es ser recompensado, y ello es lo que se anhela en la súplica.
5[6] Éste es un fragmento de un Hadíz más extenso transmitido por Tirmidhi, el cual dijo que es un Hadíz bueno y
correcto (Hasan Sahíh). El significado es que si buscáis ayuda para cargar con las responsabilidades de esta vida y la
próxima, debéis buscarla en Allah, ya que no existe otro verdadero Socorredor ni Sustentador más que Él. Hay que ir más allá de los medios para llegar a una estación de cercanía a Él tal como queda enunciado en Su palabra: {Solo a Ti
adoramos y de Ti imploramos ayuda.} No adoramos ni pedimos ayuda a nadie más que a Ti.

Los Tres Principios Fundamentales y Sus Pruebas
Sheij Muhammad At Tamimi