miércoles, 27 de enero de 2010

Aprenda Ayat Al Kursi, Ayatul kursi






Sura (Capítulo) 1 "Al Baqara" (La vaca), Ayat 255 "Al Kursi" (Aleya[verso] del Trono) Escrita, Transcripción:
اللَّهُ لاَ إِلَهَ إِلاَّ هُوَ الْحَيُّ الْقَيُّومُ لاَ تَأْخُذُهُ سِنَةٌ وَلاَ نَوْمٌ لَهُ مَا فِي السَّمَاوَاتِ وَمَا فِي الأَرْضِ مَنْ ذَا الَّذِي يَشْفَعُ عِنْدَهُ إِلاَّ بِإِذْنِهِ يَعْلَمُ مَا بَيْنَ أَيْدِيهِمْ وَمَا خَلْفَهُمْ وَلاَ يُحِيطُونَ بِشَيْءٍ مِنْ عِلْمِهِ إِلاَّ بِمَا شَاءَ وَسِعَ كُرْسِيُّهُ السَّمَاو ;َاتِ وَالأَرْضَ وَلاَ يَئُودُهُ حِفْظُهُمَا وَهُوَ الْعَلِيُّ الْعَظِيمُ

bismillahir raHmánir raHím
allahu la iláha il la húal Haiiul qailúmu la ta'judhuhu sinatun ua la naumul lahu ma fis samauáti ua ma fil arDi man dhal ladhi iaSHfa'u 'indahu il la bi idhnihi ia'lamu ma beina aidíhim ua ma jalfahum ua la iuHiTúna bi SHei'im min 'ilmihi il la bimá SHa'a uasi'a kursíiuhus samauáti ual arDa ua la ia'úduhu HifDHuhuma ua húal 'alíiul 'aDHím
Relató Abu Huraira (Radi Allah Anhu): el Mensajero de Allah (sal-allahu-alleihi-wasallam) encargó que yo guardara el Sadaqat (al-Fitr) de Ramadán. Un visitante vino y comenzó a tomar puñados del alimento (de la Sadaqa) (sigilosamente). Lo cogí y le dije, "Por Allah, te llevaré al Mensajero de Allah (sal-allahu-alleihi-wasallam)." Él dijo, "Estoy necesitado y tengo a muchos dependientes, y estoy en gran necesidad." Lo liberé, y por la mañana el Mensajero de Allah (sal-allahu-alleihi-wasallam) me preguntó, " ¿Qué hizo tu prisionero ayer?" Dije, " ¡Oh, Mensajero de Allah! La persona se quejó de estar necesitado y de tener muchos dependientes, luego, me compadecí de él y le dejé ir." Mensajero de Allah dijo, "Ciertamente, él te dijo una mentira y él vendrá otra vez."
Creí que él se mostraría otra vez como el Mensajero del Allah me había dicho que él volvería. De este modo, lo esperé expectantemente. Cuando él (se reveló y) comenzó a robar puñados del alimento, lo agarré otra vez y le dije, "Definitivamente te tomaré al Mensajero de Allah (sal-allahu-alleihi-wasallam). Él dijo, "Déjame, ya que estoy muy necesitado y tengo a muchos dependientes. Prometo que no volveré otra vez." Me compadecí de él y lo dejé ir. Por la mañana el Mensajero de Allah (sal-allahu-alleihi-wasallam) me preguntó, "¿Que hizo tu prisionero?." Contesté, "¡Oh, Mensajero de Allah! Él se quejó de su gran necesidad y de demasiados dependientes, entonces me compadecí de él y lo puse en libertad." El apóstol de Allah dijo, "Verdaderamente, él te dijo una mentira y volverá."Lo esperé atentamente por tercera vez, y cuando él (vino y) comenzó a robar puñados de la comida, lo agarré y dije, "Por seguro que te tomaré al Mensajero de Allah (sal-allahu-alleihi-wasallam) ya que esta es la tercera vez que prometes no volver, aun así rompes tu promesa y vienes." Él dijo, "(Perdóname y) te enseñaré algunas palabras con las cuales Allah te beneficiará." Pregunté, "¿Cuáles son?" Él contestó, "Siempre que te vayas a la cama, recita "Ayat-al-Kursi" - 'Allahu la ilaha illa huwa-l-Haiy-ul Qaiyum' hasta que termines el verso entero. (Si haces así), Allah designará un guarda para ti que se quedará contigo y ningún Satán vendrá cerca de ti hasta la mañana." Entonces, lo liberé.
Por la mañana, el Mensajero de Allah (sal-allahu-alleihi-wasallam) preguntó, "¿Qué hizo tu preso ayer?" Contesté, "Él afirmó que él me enseñaría algunas palabras por las cuales Allah me beneficiará, entonces le dejé ir. " El mensajero de Allah (sal-allahu-alleihi-wasallam) preguntó, "¿Cuáles?" Contesté, "Él me dijo, 'Siempre que te vayas a la cama, recita Ayat-al-Kursi desde el principio hasta el final----Allahu la ilaha illa huwa-lHaiy-ul-Qaiyum----.' Él seguidamente me dijo, '(Si haces así), Allah designará un guarda para tí que se quedará contigo, y ningún Satán vendrá cerca de tí hasta la mañana.' (Abu Huraira u otro subnarrador) añadió que ellos (los compañeros) eran muy entusiastas en hacer buenas acciones. El Profeta (sal-allahu-alleihi-wasallam) dijo, "Él realmente dijo la verdad, a pesar de que él es un mentiroso absoluto. ¿Sabes a quién le estuviste hablando estas tres noches, Oh, Abu Huraira?" Abu Huraira dijo, "No." Él (sal-allahu-alleihi-wasallam) dijo:
"Era Shaitan."
Se transmitió de Ubayy Ibn Kaab, Allah esté complacido con él, que le dijo el Mensajero de Allah, Él le bendiga y le dé paz:

"¡Abul Mundhir! ¿Sabes cuál es la más inmensa de entre las ayat del Li­bro de Allah?

Dije: ‘La ilaha illa huwa. Al hayyu, al qayyúm’.*
(Allah, no hay dios sino Él, El Perdurable, El Sustentador de la vida).
Y dándome en el pecho me dijo:
¡Que tu corazón se alegre por este conocimiento, Abul Mundhir'!"
Lo relató Muslim.

PINCHAR EN EL SIGUIENTE ENLACE PARA APRENDER AYAT AL KURSI EN MOUNTHIRA.COM