lunes, 2 de julio de 2012

Historia de Abu Hurairah (r.a.) y los intentos de robo de Shaytan


Abu Hurairah –ra- cuenta: “El Profeta salla Allah aleihi wa salam me había designado para vigilar las Sadaqa Fitr (limosnas ofrecidas con ocasión de la fiesta del final del Ramadán) y durante la noche, alguien se acercó a escondidas dispuesto a robarlas. Lo atrapé y le dije: “Te llevaré ante el Profeta salla Allah aleihi wa salam pero él me rogó: “Tengo necesidad, mi familia es numerosa y pasamos graves privaciones”. Así pues, lo dejé marchar.
A la mañana siguiente, el Profeta salla Allah aleihi wa salam me preguntó: “ Abu Hurairah, ¿qué ha sido de tu prisionero de la noche pasada?”. Yo respondí: “ Mensajero de Allah, alegó que padecía necesidades, que su familia es numerosa y que sufrían graves privaciones, de modo que sentí piedad de él y lo dejé marchar”. El Profeta salla Allah aleihi wa salam le dijo: “ Te contó una mentira y volverá”. De este modo supe que volvería, tal como el Profeta salla Allah aleihi wa salam me había dicho, y me mantuve vigilando a la espera. De nuevo entró a escondidas decidido a robar las limosnas, y le dije: “ Te llevaré ante el Profeta ”. salla Allah aleihi wa salam él suplicó diciendo “Padezco necesidades y mi familia es numerosa, déjame marchar y no volveré”. Tuve piedad de él y lo dejé marchar.
A la mañana siguiente, el Profeta salla Allah aleihi wa salam me dijo: “Abu Hurairah, ¿cómo se comportó tu prisionero la noche pasada?. Yo respondí: “Mensajero de Allah, alegó que él, y su familia padecían necesidades y sentí piedad de él y lo dejé marchar”. El dijo: “Te contó una mentira y volverá”. De este modo me mantuve vigilante por tercera vez. Llegó a escondidas dispuesto a robar las limosnas, lo atrapé y le dije: “Te llevaré ante el Profeta salla Allah aleihi wa salam , y ésta es la última de las tres veces que me prometes no volver y vuelves”. El me suplicó, diciendo. “Déjame marchar y te diré unas frases que te beneficiarán ante Allah”. Yo le pregunté: “ ¿Cuáles son?”. El respondió: “cuando vayas a la cama recita el ayat del Trono (2:256), pues será tu guardián en nombre de Allah, y Shaytan no podrá acercarse a ti hasta la mañana”. De este modo lo dejé marchar.
A la mañana siguiente, el Profeta salla Allah aleihi wa salam me preguntó: ¿cómo se condujo tu prisionero la noche pasada?.Respondi: “Mensajero de Allah, dijo que me enseñaría unas frases que me beneficiarían ante Allah. Así pues, lo dejé marchar”. El preguntó: “¿Cuáles son esas frases?”. Yo respondí: “Me dijo: cuando te acuestes, recita el ayat del Trono desde el principio hasta el final, y añadió que esto me guardaría en nombre de Allah y que Shaytan no podría acercarse a mí hasta la mañana”. El Profeta salla Allah aleihi wa salam observó: “En esta ocasión te dijo la verdad, y sin embargo, es mentiroso.

Abu Hurairah, ¿has comprendido quién te ha hablado durante estas tres noches?. Yo respondí: “No”. El Profeta salla Allah aleihi wa salam dijo: “Era Shaytan”.
Bujari.

CONCLUSIONES:
De este extraordinario relato sacaremos las tres conclusiones siguientes:
Primero.- En tres ocasiones Shaytan vino a robar las limosnas en forma humana, es decir, en la vida cotidiana el Maldito Shaytan adopta la figura humana para hacer cosas malignas, o para provocar disensiones o conflictos entre las personas.
En numerosas ocasiones Shaytan ha adoptado figura humana, con tal de aleccionar a los hombres en las prácticas malvadas, como por ejemplo:
Shaytan apareció con figura de un viejo del pueblo de Abraham (aleihi wa salam), cuando Abraham después haber destruido todas los ídolos y quisieron quemar a Abraham , Shaytan vino en forma de un anciano y les enseñó la forma de arrojarlo dentro del fuego a través de una catapulta.
Shaytan apareció también el batalla de Badr en forma humana, cuando animaba a los Quraish al combate, pero cuando estaban frente a los musulmanes (314 personas) y los Quraish (1000 personas) Shaytan vio desde lejos que con el grupo de musulmanes había una cantidad de innumerables Ángeles. Entonces Shaytan les dijo a los Quraish, veo lo que vosotros no veis y desapareció de entre ellos.
Shaytan también aparecido cuando el Profeta Abraham aleihi as salam quiso llevar a su hijo Ismael aleihi wa salam para sacrificarlo, y en el trayecto, se le apareció Shaytan a Ismael aleihi wa salam para que no fuese con su padre, pero Ismael a.s. cogió unas piedras y se las tiraba para que lo dejase tranquilo. Dicho lugar donde tiro las piedras es conocido como Yamarat en la Mekka.
Y también apareció en numerosas ocasiones en forma humana.

Segundo: Como es bien sabido, Shaytan tiene como estandarte las mentiras y todo lo contario a la rectitud, verdad, justicia y obediencia a Allah.
Shaytan en muchas ocasiones susurra al ser humano con falsas mentiras e incluso muchas ocasiones jura por Allah que es de los aconsejan lo mejor, como hizo con nuestro Padre Adan jurándole que le decía la verdad referente al Árbol Prohibido, le susurró y le mintió y le juró falsamente, haciéndole caer en la prohibición a Adan y Eva ( que la paz sea con Ellos), conforme el Corán:
SURA VII EL ARAF - aleya 19. ‘’Satán les hizo sugestiones para mostrarles su desnudez, que hasta entonces les estaba oculta. Les dijo: Dios no os prohíbe este árbol más que con objeto de que no os convirtáis en ángeles y de que no seáis inmortales’’.

Aleya 20. ’’Les juró que era su consejero fiel’’.
Aleya 21. ‘’Les sedujo cegándolos, y cuando hubieron probado del árbol, les apareció su desnudez y empezaron a cubrirla con hojas del jardín. Entonces el Señor les gritó: ¿No os he prohibido ese árbol? ¿No os he dicho que Satán es vuestro enemigo declarado?‘’
Aleya 22. ‘’Ellos (Adán y Eva) respondieron: ¡Oh Señor nuestro! Nosotros somos culpables, y si tú no nos perdonas, si tú no tienes piedad de nosotros, estamos perdidos.’’
Por ello es bueno conocer, que Shaytan puede venir tanto en figura de hombre como de mujer (joven o anciano) , incluso jurando por Allah que es de los fieles consejeros, pero aun así no debemos creerlos, porque Shaytan miente, y por una mentira sacó del Paraíso a Adan y a Eva ( paz sea con ellos).
Para ello tenemos la Suras Protectoras del Corán ( Sura 113 y 114 del Corán) y también la aleya del Trono ( 2: 256).

Tercero: la última conclusión que debemos sacar y una de las primordiales, es que Shaytan aun diciendo siempre mentiras, en esta ocasión dijo la verdad en lo referente a su condición. Alegando que Shaytan (El mismo) no se acerca a ninguna persona que yendo a su lecho a dormir y lea desde el principio hasta el final la ayat del Trono, esa noche Shaytan no se acercará a esas personas hasta la mañana. Y esos ayat son los siguientes:
SURA II. LA VACA ayat 256. Allah es el Dios único; no hay más Dios que él, el Vivo, el Inmutable. Ni el letargo ni el sueño le rinden. Todo lo que hay en los cielos y en la tierra le pertenece. ¿Quién puede interceder cerca de Él sin Su permiso? Él conoce lo que está delante de ellos y lo que está detrás de ellas, y los hombres no abarcan de Su Ciencia más que lo que Él quiso enseñarles. Su trono* se extiende sobre los cielos y sobre la tierra y su custodia no le cuesta ningún trabajo. Él es el Altísimo, el Grande.
*Ayat del Trono, el Trono de Allah está muy por encima de los cielos y del océano inmenso.
Dichas ayat fueron confirmados por el Profeta salla Allah aleihi wa salam al decir que Shaytan dijo la verdad al respecto, y nosotros los musulmanes cuando vayamos a dormir debemos recitar dicho ayat para que así cuando durmamos no se acerque Shaytan y su ejército a nosotros.
Referente a este ayat en concreto , el ayat del Trono (2:256), existe un hadit y es el siguiente:
Ubay ibn Ka’ab cuenta: “ El Profeta salla Allah aleihi wa salam me preguntó:” Abu Mundhir, ¿sabes cuál es el ayat mas grande del Libro de Allah?. Yo respondí: “ El ayat del kursi (2:256). Me señaló el pecho con un dedo y dijo: “Enhorabuena por tu conocimiento, Abu Mundhir”. Muslim.