lunes, 4 de julio de 2016

Zakât al-Fitr

Zakât al fitr (limosna purificadora de la fiesta del fin del mes de Ramadán)

Al fin del mes de Ramadán, el musulmán debe pagar la Zakât al Fitr. Ibn ‘Umar (que Allah esté complacido con él) dijo que el Mensajero de Allah (Paz y Bendición con él) devolvió obligatoria la Zakât al Fitr de la manera siguiente: una medida de dátiles (sâ') o una medida de cebada, para el esclavo, el libre, el varón, la hembra, el joven y el anciano: entre los musulmanes; ordenó pagarla antes de que la gente salga para cumplir con la oración (de la fiesta).
Relatado por Al-Bukhârî 1503.

El querido Profeta –Paz y Bendición con él- instituyó Zakat Al Fitr para purificar el ayunador de los propósitos vanos e indecentes y como comida para los pobres (musulmanes).

Esta Zakât debe ser pagada por cada tutor musulmán (padre de familia) para él y para los (musulmanes) cuyos está obligatoriamente encargado (sus dos padres pobres, sus niños varones que no tienen dinero hasta que entren en pubertad y que puedan ganarse la vida, sus hijas pobres hasta que se casen o que sean pedidas, su(s) esposa incluso si es rica, sus esclavos (doméstico) y la (las) esposa de su padre pobre)…

Los jurisconsultos hanafi y maliki dispensan al padre pagar esa zakât para los hijos mayores de edad (excepto si son minusválidos), incluso si no disponen de ningún ingreso independiente, porque ya no es legalmente responsable de ellos.

Los Shafi’i y los Hanbali exigen del padre de familia que pague esa zakât para todos los miembros de la familia, incluso si son mayores de edad, hasta que tengan ingresos.

El Mensajero de Dios también ordenó que ésa limosna fuera pagada antes de que el Creyente se vaya para cumplir con la oración del ‘Id [1].

Según algunos juristas, esta limosna puede ser pagada antes del fin del mes de Ramadán.

El padre debe pagar la zakât para su hija mientras no esté casada.
El esposo debe pagar la zakât para su esposa, aunque fuera rica.
La mujer rica dará la zakât al-Fitr para sus dos padres pobres y su esposo dará la zakât para ella (a condición de que ella y sus dos padres sean musulmanes).

Solamente los hanafi no exigen que el esposo pague esa limosna para su esposa, dado que, para ellos, no hace parte de los gastos obligatorios del esposo. Cuando lo hace, es considerado (para ellos), como un acto voluntario.

Esa limosna (zakât) sirve para purificar el ayuno de todas las pequeñas faltas que habían sido cometidas este mes...

Cada musulmán que tiene los medios [Esa zakât, de hecho, se pagada sobre lo que sobra de comida del individuo y de la comida de quienes está encargado legalmente, para el día de la fiesta.] debe pagar la Zakât al Fitr para él y para los cuyos está encargado como fue precisado: hombre o mujer, niños o adultos.

A título indicativo, en Francia, la suma que se tenía que pagar para Zakât al Fitr del Siâm del año 2006 era de cinco euros por persona (pues para una familia de 3 personas, el jefe de la familia tenía que pagar 15 euros para Zakât al Fitr del año 2006).

Atención:
Quien debe pagar esa zakât y atrasa el momento de pagarla hasta la caída del sol del día de la fiesta (o más) comete un pecado… y seguirá teniendo que pagarla.

Hay dos versiones para los maliki: una que la impone desde el alba del primer día de Shawwâl y la otra que la impone desde la caída del sol del último día de Ramadán…

Ibn ‘Abbâs relata que el Profeta (Paz y Bendición con él) dijo, en el sentido: «…quien paga esa zakât (al fitr) antes de la oración (de la fiesta), será una zakât aceptada; y quien la paga después de la oración (de la fiesta) será para él una limosna entre las limosnas»
relatado, entre otros, por Abû Dâwud en sus Sunan 1609.

Importante:
Es preferible, en nuestra escuela maliki, pagar la zakât al-fitr en el día del 'Îd (fiesta del fin del ayuno) después de la oración del alba y antes de la oración del 'Îd en nuestro alrededor, para propagar la alegría y la felicidad en este día y satisfacer las necesidades del pobre en este día de fiesta… también puede ser pagada un o dos días antes del ‘Îd (Aid, o sea la fiesta del fin del mes de Ramadán) pero no antes…Está pagada en comida mayoritaria del país… Para los Hanafi (y los maliki contemporáneos), puede ser pagada en dinero… para los maliki el ausente o el viajero puede pedir a alguien otro que la pague en su lugar…

En la Mudawwana: Se le pide al Imâm Mâlik sobre el que es de Túnez pero que se encuentra en Egipto en el día de la fiesta del Fitr: ¿dónde tiene que dar su zakât Al-Fitr? Respondió: en donde está. Pero si su familia paga para él allá en Túnez entonces bastará (o sea que es válido).

El que no tiene dinero en el momento de dar esta zakât, pero que tendrá el dinero después y que puede pedir prestado: entonces debe pedir prestado para pagarla, a condición de que esté seguro de devolver el dinero.

¿A quién se entrega la zakât?
Se la entrega al pobre o al necesitado (cuyos no estamos legalmente encargado) y que son obligatoriamente libres, musulmanes y que no pertenecen a la familia de los Banî Hâshim. Tiene que ser entregada en el lugar de residencia (hay excepciones cuando se trata de pagar esa zakât en un país donde los musulmanes están más necesitados: entonces, se puede mandarla a esos pobres).

Algunos sabios como Ibn Taymiyya dicen: Si los cercanos que la merecen (pobres) viven en un otro país, en este caso se les puede mandar.

Atención: no debemos ser legalmente encargados de esos cercanos pobres. Ejemplo: estamos legalmente encargados de nuestros hijos (pequeños) y nuestros padres pues no pueden recibir esa zakât.

El hecho de darla a cercanos pobres implica la doble recompensa: la de cultivar los lazos familiares y la de la limosna.
Es importante difundir y mostrar la alegría y la felicidad durante esta ocasión de fiesta, visitar los cercanos y los amigos…


Notas:
[1] Realizar la oración del ‘îd (Aid), que se hace detrás del Imam, a la mañana de esta fiesta.

Fuente:  www.doctrine-malikite.fr

Traducción: fiqh maliki