jueves, 22 de septiembre de 2016

6 consejos para recargar tu Fe

¿Has sentido alguna vez como si tu iman estuviese naufragando? ¿Aún después de ser una persona muy activa, un musulmán productivo: rezando a tiempo, leyendo el Corán con frecuencia, siempre mirando adelante para hacer buenas acciones… estás siendo un poco perezoso y tu entusiasmo para llevar a cabo esas mismas acciones se está desvaneciendo?

Me he sentido así unas cuantas veces. La vida está llena de altibajos, y las bajadas son a veces lo suficientemente potentes como para distraernos y disminuir nuestro entusiasmo. Sin embargo, hay soluciones fáciles que pueden ayudarte a conseguir subir tu bajo Iman. Estos son algunos consejos que pueden ayudarte a refrescar tu Iman in sha Allah:

1) Tener la voluntad de empezar de nuevo

Por supuesto habrás escuchado el dicho: donde hay una voluntad, hay un camino. Como cliché que suena, la realidad es que nada cambiará a menos que decidas pasar a la acción. Todo comienza dentro de ti: si quieres estar activo, estarás activo y nada te va a detener in sha Allah. Simplemente toma la decisión de no rendirte a tus deseos, haz una súplica a Allah para que te ayude a cumplir con tu decisión y mira cómo todo va a ser como deseas e incluso mejor, in sha Allah!

2) No descuides tu Salat

Pase lo que pase, incluso si mientras rezas te distraes un poco, no dejas de rezar; especialmente Salat Fajr e Isha. Abu Hurairah (que Allah esté complacido con él) informó que el Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“Ciertamente las oraciones más pesadas para los hipócritas son las oraciones de la noche y la del alba,si supieran lo que hay en ellas (de bendiciones) irían a ellas aunque fuese gateando”. [Bujari y Muslim]

Nadie quiere ser un hipócrita. Recuerda que eres bueno y que estás tratando de volver a lo que solías ser. Está bien tomar un descanso de otras actividades productivas de vez en cuando para renovar tu entusiasmo, pero ten cuidado de proteger tus obligaciones. Nunca las dejes!

3) Abre al azar el Corán y lee lo que Allah (Subhanahu Wa’Tala) quiere decir

El Corán es el alimento del alma de cada persona, la luz del corazón y la guía al camino recto.

Allah (Subhanahu Wa’Tala) dice:
“Es cierto que esta Recitación guía a la vía más recta y trae para los creyentes que practican las acciones de rectitud las buenas nuevas de que tendrán una enorme recompensa.” (Sura del viaje nocturno: 9)

Cada vez que sientes como que estás perdiendo tu energía y que tu rendimiento está empezando a caer, date una vuelta por el Corán y siempre encontrarás una salida. El Corán explica lo que una persona puede hacer para recargar su propio Iman. Cada vez que abras el Corán recita al menos un verso, y buscar ayuda en ese versículo porque hay orientación en cada versículo del Corán.

4) Habla con una persona religiosa y de conocimiento

Allah (Subhanahu Wa’Tala) dice:

“Di: Si el mar fuera la tinta para las palabras de mi Señor, se agotaría antes de que las palabras de mi Señor se acabaran, incluso si trajéramos otro tanto.” (Sura de la caverna: 109)

El conocimiento de Allah es ilimitado, como Él (glorificado y exaltado sea Él) ha explicado en este ejemplo; que si el agua de los mares fuese tinta para las palabras de Allah (Subhanahu Wa’Tala), los mares serían utilizados por completo antes de que las palabras de Allah (Subhanahu Wa’Tala) terminaran. A veces en nuestras vidas deseamos encontrarnos con un consejo en el Corán o la Sunnah que pueda aumentar nuestro Iman pero no somos capaces de encontrarlo; probablemente porque todavía somos jóvenes o no estamos lo suficientemente formados. Hablar con una persona con conocimientos religiosos puede actuar como un acceso directo a lo que estamos buscando. Definitivamente te ayudará a saber exactamente lo que necesitas con el fin de levantar el ánimo de nuevo.

5) Ayuna un día al azar

A diferencia de cualquier otra forma de adorar a Allah (Subhanahu Wa’Tala), el ayuno por lo general da una sensación especial de purificación del alma. La mayoría de musulmanes ayunan durante el mes de Ramadán y cuando termina están a la espera para ayunar el año que viene una vez más.

Muhammad bin Abdullah bin Abi Yaqub dijo: “Raja bin Haiwa narró que Abu Umamah dijo: “Vine a ver al Mensajero de Allah y le dije: “Dime algo que yo pueda aprender de tí”. Él dijo: “ayuna, porque no hay nada como eso.” [An-Nasa’i]

El ayuno es una gran inyección de Iman especialmente si lo acompañas con hacer el bien a los demás. Trata de estar ahí para las personas que puedan estar pidiendo a Allah (en secreto) por su existencia, da esperanza a aquellos que la perdieron, y una ofrece una sonrisa a los rostros que llevan dolor. Cuando más trates de ayudar a los demás ese día, el sentimiento de satisfacción que sientes en ese momento es indescriptible! Pruébalo!

6) Visualiza y lee sobre el Jannah

Visualiza la recompensa en la otra vida para aferrarte a tu fe en esta vida: imagina el Paraíso. Imagina sus hermosos ríos y palacios, imagina conocer a los Profetas y los grandes musulmanes de nuestro pasado, imagina encontrarte con tus seres queridos que han fallecido, imagina nunca estar enfermo, nunca tener que luchar o pagar por algo, imagina lo hermosa que se verá la vida, in sha Allah!

Hablando del Paraíso, Abu Huraira narró que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo:

“Allah dijo: “He preparado para mis siervos justos (tales cosas excelentes) que ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ningún corazón humano jamás ha imaginado”

[Transmitido por Al Bukhari]

¿No es esto una maravillosa promesa de Allah, una gran motivación para traer de vuelta tu entusiasmo para seguir trabajando y hacer más?

Por último, recuerda que los altibajos en tu Iman son muy normales y pasarán de vez en cuando. Pero, después de leer los consejos anteriores, sabes que son fáciles de tratar. Lo más importante es tener sinceramente la voluntad de cambiar y no conformarse con la forma en la que te has convertido.