viernes, 20 de enero de 2012

Oraciones Voluntarias


SUNNA DE LA ORACIÓN
Son las plegarias que el Profeta efectuaba fuera de las oraciones prescritas y que los creyentes están llamados a hacerlas voluntariamente.
A) La plegaria voluntaria de la oración de la madrugada (SUNNATUL-FAYR):
Son dos RAKA’A que se efectúan antes de la oración prescrita.
Algunos dichos del profeta que resaltan la importancia de la misma:
Relató AISHAH: Que el profeta -la paz sea con él-dijo respecto a estos dos RAKA’A: «Son más queridas para mí que todo lo que hay en la vida». Esto según Ahmad, Muslim y Altirmithi.
Después relató Abu Hurairah, que el profeta -la paz sea con él- dijo: «No dejáis las dos RAKA’AHT de la madrugada aunque os expulse la caballería (refiriéndose a los enemigos)». Esto, según Ahmad y Abu Daud.
B) La plegaria voluntaria del mediodía. (SUNNATUL DUHR):
Son dos RAKA’AHT que se efectúan antes de la oración prescrita y otros dos después.
Relató Ibn Omar que recordaba del profeta lo siguiente «Diez Raka’aht; de entre ellas, dos antes de la oración del anochecer en su casa, otras dos después de la oración de la noche también en su casa, y finalmente dos antes de la oración de la madrugada». Esto según Al- Bujari.
C) La plegaria voluntaria del anochecer (SUNNATUL MAGRIB):
Son dos raka’aht, que se efectúan después de la oración prescrita del anochecer, según el dicho, anteriormente relatado.
D) La plegaría voluntaria de la noche (SUNNATUL ISHA):
Son dos raka’aht, que se efectúan después de la oración prescrita de la noche, según el dicho anterior.

SUNNA NO CONFIRMADAS:
Son las plegarias que el profeta efectuaba unas veces y otras no. También son voluntarias pero en menor grado que las anteriores.
1) Dos raka’aht o cuatro, antes de la oración prescrita de la tarde.
2) Dos raka’aht, antes de la oración prescrita del anochecer.
3) Dos raka’aht, antes de la oración prescrita de la noche.

 PLEGARIA DE AL-WITR (El impar):
Es una sunnah (Assunnah, es todo hecho, dicho o confirmación de alguna conducta por el profeta.) confirmada, que el profeta la hacia de forma constante.
Viene en el relato de Ali Ibn Abitalib que dice: Al Witr no es una obligación como la oración prescrita, pero el Mensajero de Dios -la paz sea con él- la hizo y dijo: «jOh pueblo del Corán! hacer Al-Witr (impar), porque Dios es impar y quiere Al-Witr». Según Ahmad y AlHakim esto quiere decir que Dios es único y que quiere la plegaria de Al-Witr y da recompensa por hacerla.
El tiempo de esta plegaria: Los sabios jurisprudentes han decidido unánimemente que su tiempo no pueden ser más que después de la oración prescrita de la noche, prolongándose hasta la madrugada.
Número de RAKA’AHT: Dijo Al-Tirmithi: «Se comentó que según el profeta, esta plegaria está formada de trece, once, nueve, siete, cinco, tres, o una raka’aht; lo importante es que se acabe siempre con número impar dentro de lo mencionado, efectúa cada dos raka’aht juntas completas con el saludo final y luego una raka’aht impar sola. También puede efectuarse todas las raka’aht pares de una vez, dejando ATTASHAHUD y ASSALAT AL IBRAHIMIYAH, así como los saludos para el final de la última de las mismas y luego se hace la impar. Finalmente puede efectuar todas de una vez, dejando asimismo ATTASHAHUD y ASSALAT y los saludos para la última impar.

AL-QUNUT (El recogimiento. Una súplica que se recita en la plegaria de Al-Witr, y en otras oraciones)
Ha sido propuesto por el profeta. Comentó el Imán Ahmad y otros del relato del Al-Hasan Ibn Ah que dijo: «Me enseñó el Profeta de Dios -la paz sea con él- unas palabras para decirlas en la plegaria de Al-Witr:
«Al’lahumma ihdini fiman hadait, wa’afini fiman a’afait, watawal’lani fiman tawal’lait wabarik li fima a’atait, waqini sharra ma qadait, fa’innaka taqdi wala yuqda alaik, wainnahu la yazul’Iu man walait, wala ya’uzzu man adait, tabarakta rabbana wata’alait, wasal’lal’lahu alannbbi Muhammad».
«Guíame Dios mió!, de entre los que has guiado, y sálvame de entre los que has salvado, y acéptame de entre los que has aceptado, y bendice lo que me has otorgado y protégeme de lo que has prescrito, porque Tú sólo juzgas y no puedes ser juzgado. ¡Dios mío!, al que proteges, nunca se humilla y al que rechazas nunca se enaltece. Bendito sea Dios en su grandeza, y la gracia sea con el profeta Muhammad».
Esta súplica se efectúa al acabar los versículos del Corán antes de inclinarse en la raka’ah impar o después de levantarse de la inclinación.

LA ORACIÓN COLECTIVA:
El Islam es la religión del amor y de la clemencia de la unidad y de la docilidad e incita a los musulmanes a la reunión y a la colaboración. Por todo esto hizo que la oración colectiva sea mejor que la oración individual por veintisiete grados. La oración colectiva es una Sunnah confirmada, respecto a la cual, se relataron varios dichos, entre ellos:
1º Relató Ibn Omar, que el Mensajero de Dios- la paz sea con él-,dijo: «La oración colectiva, es mejor que laoración individual por veintisiete grados».
2° Relató Abu Al-darda: «Escuché al mensajero de Dios -la paz sea con él- diciendo: “No se puede ver tres personas, bien sea en la ciudad o en las afueras, que no observen la oración sin que Satanás les haya tentado. Permaneced unidos porque el lobo come solamente las ovejas apartadas” (según Abu Daud).

LA ORACIÓN DEL VIERNES:
La oración del viernes no se puede efectuar más que en la Mezquita donde se reúnen los musulmanes, sustituyendo la oración del mediodía, prescrita para los días corrientes, y teniendo el mismo horario.
Cuando se aproxima el tiempo de esta oración, el musulmán entra en la Mezquita rezando las raka’a que quiera, dedicando, siempre, las dos primeras como saludo a la Mezquita (Se refiere a rezar a Dios al entrar en su Casa, es decir, la Casa donde se adora a Dios), siendo todo esto voluntariamente. Según, Asunnah.
Después de escuchar el discurso del Imán, el Almuecín llama para avisar a la gente a la oración.
Los musulmanes se ponen en fila, detrás del Imán, dirigiéndose todos hacia Meca, y rezan dos raka’a que forman la oración del viernes; esta oración colectiva está prescrita obligatoriamente para los hombres sólo, mientras que es voluntaria para las mujeres, rezando éstas en sus casas, La oración del mediodía formada por cuatro raka’a.

LA PROSTERNACIÓN DEL DESCUIDO:
Si el orante se olvida o se descuida de algo de los ritos de su oración, y luego se acuerda de ello, durante la misma, o ha añadido una raka’a de más, entonces debe efectuar dos prosternaciones al final de su oración y antes de girar la cabeza saludando, y las debe realizar después de las dos prosternaciones reglamentarias.
Ahora bien, si falta una raka’a o más y está seguro de ello, debe levantarse y complementar lo omitido, haciendo las dos prosternaciones del descuido, al final.

LA ORACIÓN DEL ENFERMO:
No está permitido que el musulmán abandone la oración bajo ninguna circunstancia, así como si no puede levantarse, por alguna enfermedad, puede rezar sentado, imitando todos los movimientos de la oración en su cama. Si su estado no lo permite, es suficiente con mover la cabeza (e incluso con los ojos) imitando las inclinaciones de la oración y recitando el Corán.

LA ORACIÓN DEL VIAJERO:
Allah ha autorizado al viajero reducir el número de raka’a, así la oración compuesta de cuatro raka’a se queda en dos.
Asimismo se ha autorizado efectuar dos oraciones diferentes en el horario de una de ellas, por ejemplo: la del mediodía con la de la tarde, adelantadas en el tiempo de la segunda; igualmente se hace con las oraciones del anochecer y la de la noche, adelantando o atrasando según permitan las circunstancias, quedando únicamente la oración de la madrugada, como impar.

LA ORACIÓN DE LAS DOS FIESTAS:
Es una Sunnah confirmada por el Mensajero de Dios -la paz sea con él-, tanto para los hombres como para las mujeres, y se efectúa colectivamente en un lugar amplio fuera de la ciudad que se llama (ALMUSAL’LA); también se permite hacerla en la Mezquita, los niños, las mujeres, los ancianos salen todos, incluso la mujer durante el ciclo (Durante la regla, ya que normalmente no puede hacer las oraciones por no reunir las condiciones generales) está autorizada a salir para asistir al acontecimiento, pero no participa en la oración. El número de raka’a son dos y su horario desde la salida del sol (alrededor de tres metros de horizonte), hasta un poco antes de llegar al mediodía.
El musulmán debe ducharse y vestirse de la mejor ropa que tenga, tocando algún perfume para participar en el bien y en la recompensa de Dios, en este gran día.
La primera fiesta es la del día del Desayuno, al final del Ramadán, y la otra es la fiesta del Sacrificio.
Aquí el discurso se hace después de la oración, al revés de la oración del Viernes: es aconsejable escuchar esta predicación porque engloba las directrices y consejos de la doctrina islámica.
EN CASO DE COINCIDIR EL DÍA DE LA FIESTA CON EL VIERNES:
Entonces se reza solamente la oración de la fiesta descrita antes, pudiendo hacer también la oración del Viernes, como viene en un dicho del Profeta que relató Abu Hurairah: «Han coincidido en este día dos fiestas; el que quiera puede excluir la oración del Viernes, pero nosotros la cumpliremos». (Esto según Abu Daud).
FORMA DE REALIZAR LA ORACIÓN DE LA FIESTA
Es sunna para aquel que reza, pronunciar TAKBIR siete veces antes de la recitación del sura AL—FATIHA y después del primer TAKBIR (AL-HIHRAM), y en el segundo RAKAH hacer cinco veces TAKBIR además del TAKBIRÁTU’L QIYAM (al levantarse).
No se ha relatado del Mensajero, sean la paz y bendiciones de Dios con él, que haya ofrecido ninguna oración voluntaria antes ni después de la oración de la Fiesta. Por esta razón el musulmán no debería ofrecer ninguna oración voluntaria. Relató Ibn Abbas, que Dios esté complacido on él, que el Mensajero -con él la paz y bendiciones de Dios-, salió para la oración de la fiesta y rezó dos rakat y no ofreció antes ni después ninguna otra oración.
Se deben hacer Takbir en los días del Eid Al Fitr y del id al ADHA porque es sunna. En el primero es sunna hacer Takbir desde que sale de la casa para dirigirse a la ración hasta que empieza el JUTBAH (discurso); mientras que en el segundo es sunna hacerlo desde el amanecer el día el Arafat hasta ASR (media tarde) del día tercero de TASHRIQ (y los días de Tashriq son el 11, 12 y 13 de DHULL HIYYA).

RECUPERACIÓN DE ORACIONES PÉRDIDAS
Debe recuperar las oraciones quien haya dejado de hacerlas por olvido o por sueño, pues el Mensajero -sean con él la paz y bendiciones de Dios- dijo: «Quien haya dejado una oración por sueño o por olvido, que la haga cuando lo recuerde, pues ciertamente este es su tiempo».
Pero quien deja de hacer su oración a propósito, según la opinión de la mayoría de los ‘ulama, es AZIM (culpable) y debe recuperarla. Sin embargo, otros como Ibn TAYMIYA dicen que quien deja de hacer la oración intencionadamente no tiene obligación de recuperarla, y aunque la recupere ésta no le es aceptada y debería más bien aumentar sus oraciones voluntarias... En resumen: quien deja de hacer la oración voluntariamente debería incrementar sus oraciones voluntarias y buenas acciones, pues en el sagrado Corán, dice:
«Les sucedió una posteridad que abandonó la oración y se entregó a las cuncuspiscencias. ¡Pero pronto tendrán su merecido! Salvo quienes se arrepientan, crean y practiquen el bien; éstos estarán en el para paraíso y en nada serán defraudados». (Sura 19, versículos 59, 60)
Dios sea glorificado y exaltado, nos ha dicho sobre los que abandonaban el Salah en su Libro Sagrado:
«Hay, pues, de los que rezan, que en sus oraciones son distraídos». (Sura 107, versículos 4 y 5)
Esto indica que la oración es muy importante y nos ordena no abandonarla o descuidarla, aunque estemos enfermos, pues los enfermos no están exentos de la obligación del salah.
Si su enfermedad le impide estar de pie en su oración, la hacen sentados; si no pudieran sentarse, la hacen acostados; si no pueden hacer SUJUD (postración) la pueden hacer con una inclinación de la cabeza -diferenciando con una mayor inclinación el SUJUD (postración) del RUKU (inclinación).

LA ORACIÓN DEL FUNERAL
En el Islam el muerto tiene un lugar digno y considerado. Aun muerto, el musulmán sigue recibiendo recompensa e incremento en su rango por las obras que sus hermanos ofrecen para él.
Se legisló la Oración del Funeral, como misericordia para el difunto, y es una obligación parcial: basta con que algunos la hagan. En la oración del Funeral no hay RUKU ni SUJUD (inclinación y postración y es toda ella en pie. Comprende cuatro TAKBIRAT, como sigue:
1º El orante pone intención de realizar la oración de este funeral presente.
2° Dice el Takbir levantando las manos, se cita la Súplica de la Apertura y después del Surat al-Fatiha. «Subhanaka al’lahumma wa bihamdika, wa tabaraka ismuka, wa ta’Ia yadduka, wa la Ilaha ghairuka» («Alabado y loado sea Dios. Alabado sea su nombre, alabada sea su grandeza, no ha divinidad excepto Dios»).
3° Después hacer Takbir de nuevo y recita el Salatu’l IBRAHIMIYAH «Al’lahumma sal’li ala Muhammadin wa a la ali Muhammad kama sal’laytta a la Ibrahima wa ala ali Ibrahim, wabarik ala Muhammadin wa ala ali Muhammad kama barakta ala Ibrahima wa ala ali Ibrahlm fial’alamina innaka haniidun mayid»
4° Después hace Takbir por tercera vez levantando las manos y hace DU’A (súplica) por el muerto. Se relata que ABI ABDURAHMAN ‘AUF Ibn MALIK - que Dios esté complacido con él- dijo: «El Mensajero de Dios -la paz y bendiciones de Dios sean con él- rezó en un funeral y yo he memorizado de su DUA que decía:
Allahumma agfir lahu war jamahu, wa .aafihi, wa.afu
.anhu wakrim nuzhulahu wa wassi. mudJalahu, wagsilhu bil
maa.i waz zalyi wal baradi, naqqihi minal JaTTaaiaa kamaa
naqqaita zauba al ábiaD mina addnasi, abdilhu dáaran Jeiran
min dáarihi wa ahlan Jeiran min ahlihi wa zhauyan Jei-
ran min zhauyihi, wa adJilhul yannata, wa a’idhhu min ’adhaabil
qabri wa ’adhaabin naar
«Oh Dios mío, perdónale y ten misericordia con él, sálvalo y borra sus faltas y favorécele en su estancia y ensancha para él la entrada (del Paraíso); lávalo con agua, nieve y granizo y purifícalo de sus faltas como se purifica la ropa blanca de su suciedad; y sustituye su morada por otra mejor, y su familia por otra mejor que su familia y su esposa por otra mujer y hazle entrar en el jardín y aléjate del tormento de la tumba y del tormento del fuego».
Hasta que, al terminar, yo deseé haber sido este muerto. (Transmitido por Muslim)
5º Por último, se hace Takbir levantando las manos y se dice:
« ¡Dios mío! ¡No nos prives de su recompensa y no nos dejes en dificultad después de él!».
Para terminar se saluda AS-SALAMU ALAIKUM girando la cabeza a ambos lados. Esta oración se hace normalmente en grupo y los que están detrás siguen al Imán.

SALAT ATTARAWIH
Esta oración se hace normalmente durante el mes de Ramadán y después de la oración de Isha, y se considera como oración voluntaria de noche; adorando a Allah en ella poniéndose de pie ante Allah, con concentración, con humildad.
El Mensajero -paz y bendiciones de Allah sean con él animó a la gente a rezar esta oración por el perdón que Allah concede a quien reza pues él -sean la paz y bendiciones con él- dijo:
«Quien se levante en oración durante Ramadán por Imán (fe) yen esperanza de recompensa, le serán perdonadas todas sus faltas pasadas». (Transmitido por Bujan y Muslim)
La oración de Tarawih es sunna confirmada para los hombres y las mujeres en el mes del Ramadán y se hace de dos en dos raka’aht, al igual que todas las oraciones de noche son de dos en dos, y son de ocho o de veinte raka’a según la opinión de unos o de otros. Se prefiere realizarla en congregación.

POSTRACIÓN DEL TILAWAH
Es una sunna, en opinión de la mayoría de los ‘ulama. Cuando el musulmán escucha o lee un versículo del Corán en la que se menciona el mandato de hacer Suyud, debería él mismo postrarse; con las condiciones de estar en estado de purificación, dirigirse hacia la Qibla y estar debidamente vestido.
La forma de hacerla, es decir, Allahu Akbar y postrarse con la frente en el suelo diciendo SUBHANA RABBIAL’ALA tres veces. Luego dice Allahu Akbar y se reincorpora sin añadir nada más.
Se relata que cuando el Mensajero -paz y bendiciones de Dios sean con él- hacía la postración del Tilawah decía el siguiente DU’A (súplica):
«SUBHANA ALLAH, WAL HAMDULILLAH, WA LA ILAHA ILLA-ALLAH, WA-ALLAHU AKBAR WA LA HAWLA WA LA QUWATA ILLA BILLAHI AL’-ALYY’L ADHIM>.
(«Gloria a Dios, alabanzas a Dios, no hay divinidad excepto Dios, Dios es el Supremo, y no hay fuerza ni poder si no son procedentes de Dios Altísimo, el Inmenso»).
Los suras en el Corán en los que aparecen versículos con mandatos de postración son los siguientes:
El nº 7 AL’AARAF LOS LUGARES ELEVADOS
Nº 13 ARRA’AD EL TRUENO
Nº 16 ANNAHL LAS ABEJAS
Nº 17 AL’ISRA EL VIAJE NOCTURNO
Nº 19 MARIAM MARIA
Nº 22 ALHAYY LA PEREGRINACION
N° 25 AL FURQAN.. EL DISCERNIMIENTO
Nº 27 ANNAMIL LAS HORMIGAS
Nº 32 ASSAYDAH LA POSTRACION
Nº 41 FUSSILAT LAS DESTELLADAS
Nº 53 ANNA’YIM LA ESTRELLA
Nº 84 AI’INSHIQAQ LA GRIETA
Nº 96 AL’ALAQ EL COÁGULO

SALAT-UL-JAUF, LA ORACIÓN EN SITUACIONES DE PELIGRO
Se permite abreviar la oración ante el riesgo de una amenaza a muerte, por ejemplo, la guerra. La abreviación de la oración, o Qasar, se puede aplicar en once casos diferentes mencionados en el Santo Corán y en las Tradiciones. En resumen, cuando estalla el combate en el campo de batalla, o se prepara un ataque sorpresa contra el enemigo, o la armada se ve obligada a refugiarse en las trincheras, se acortan las oraciones debido a la crítica situación. Se han de efectuar dos Rakats si la situación lo permite, de lo contrario, basta con uno solo. En el supuesto de que fuera muy arriesgado ofrecer la oración en congregación, se debe rezar individualmente, mas si la situación tampoco lo permitiera, se permite rezar en movimiento, caminando o sobre alguna montura, sin importar la dirección. De existir aún mayor peligro, se puede orar mediante ademanes, recitando partes de los versículos prescritos. En tales condiciones, también está permitido combinar varias oraciones al mismo tiempo. (Sahih Bujari, Kitabul-Maghazi, Bab Ghazwah Jandaq, Sahih Muslim, Kitabus Salat Bab Salatul Jauf)

LAS ORACIONES NAWAFIL
Los musulmanes también ofrecen Rakats adicionales de oración aparte de los Rakats Sunnah y Fard. Éstas se llaman oraciones Nawafil o Nafal.
Se trata de oraciones opcionales. Quienes ofrecen voluntariamente las oraciones Nawafil cosechan los frutos de los favores divinos.
Las oraciones Nawafil son las siguientes:
Ocho Rakats de Tahayud.
Dos Rakats después de los dos Rakats de Sunnah al final de la oración de Zuhur.
Cuatro Rakats antes del Fard de la oración de Asar.
Dos Rakats después de los dos Rakats de Sunnah de la oración de Magrib.
Cuatro Rakats de la oración de Ishraq.
Dos Rakats ofrecidos al entrar en la mezquita.
Dos Rakats para implorar las bendiciones de Dios Todopoderoso.
Dos Rakats ofrecidos como Salat-ul-Hallaat.
Dos Rakats como oración de gracias.
Se puede ofrecen tantas oraciones Nawafil como se desee. Sin embargo, no están permitidas durante el horario prohibido para las oraciones. Por ejemplo, no se permite rezar entre las oraciones de Asar y Magrib. Es preferible ofrecerlas en el propio hogar, excepto aquéllas que deben ser ofrecidas en la mezquita. No obstante, se trata de una cuestión personal y no existe compulsión en este sentido.

LA ORACIÓN DURANTE UN ECLIPSE SOLAR O LUNAR
Aisha Siddiq(ra) reporta:
Un día el sol se eclipsó. El Mensajero de Allah(sws), realizó la oración del eclipse y explicó:
El sol y la luna son dos signos de Allah. Al presenciar un eclipse se debe de rezar hasta que termine. Por Allah, en este lugar donde realicé la oración he visto todo lo que se me ha prometido. Durante mi oración, me moví hacia delante, esto lo realicé parar tomar un racimo de uvas que apareció frente a mi proveniente del Paraíso. También por Allah, cuando me vieron moverme hacia atrás, fue porque vi el infierno rugiendo y personas amontonadas una sobre otra. (Bukhari, Abwab ‘amal fi l-Salat, 2; Muslim, Kusuf, 3)
El eclipse solar se llama Kasuf y el lunar, Jasuf. Este fenómeno de los cuerpos celestes recuerda al justo que, tal como aparentemente se disipa la luz del sol y la luna durante los eclipses, de la misma forma, diferentes tipos de enfermedades espirituales reducen la luz espiritual que ilumina el corazón del creyente, de las que sólo la merced de Allah puede protegerle. Por ello, se prescribe una oración de dos Rakats al producirse este fenómeno, en la que los creyentes han de implorar las bendiciones y mercedes de Dios para alcanzar la cima espiritual.
Los habitantes de la localidad o ciudad donde ocurre el eclipse deben ofrecer, pues, dos Rakats en congregación, ya sea en una mezquita o en un espacio abierto. En esta oración se debe recitar en voz alta el Sura Fatiha y otros largos pasajes del Santo Corán. Se han de efectuar dos Rakus en cada Rakat. Tras la recitación de algunos pasajes del Santo Corán el Imam efectúa el primer Raku. Después vuelve a la posición del Qiyam, recitando algunos otros pasajes del Corán, y vuelve por segunda vez a la posición de Raku. Según algunas tradiciones, el Santo Profeta sws efectuaba tres Rakus en cada Rakat. Después el Imam debe adoptar la posición de Salldah. En esta posición, como en la del Raku, se deben hacer intensas súplicas. Al final de la oración el Imam ha de pronunciar un sermón cuyo tema central sea la invocación del perdón a Dios Todopoderoso y los medios para la reforma de la sociedad


LA ORACIÓN ISHRAAQ
Esta oración Nawafil (opcional) comprende dos fases: la primera consta de dos Rakats que se ofrecen poco después de la salida del sol, y la segunda, de cuatro u ocho Rakats efectuados posteriormente. La primera fase se denomina Salatul Ishraq y la segunda, Salatul Zoha. También se conoce como Salatul Awwabin. En algunas tradiciones, sin embargo, el Salatul Awwabin se llama a la oración de seis Rakats ofrecida entre Magrib e Isha.

LAS ORACIONES WALLIB
Las siguientes oraciones se consideran Wallib (necesarias):
Tres Rakats de Witr.
Dos Rakats de Id-ul-Fitr y dos Rakats de Id-ul-Adha.
Dos Rakats ofrecidos en el Tawaaf de la Kaaba.
Se considera pecaminoso omitir estas oraciones voluntariamente. Sin embargo, si se omite una oración Wallib involuntariamente, por ejemplo, a causa de un olvido, no es obligatorio ofrecer el Qada. Qada significa ofrecer una oración omitida.

SALAT ISTIKHARA  (TOMA DE DECISIONES IMPORTANTES)

EL REZO DEL ARREPENTIMIENTO SALAT AT TAWBAL