lunes, 8 de febrero de 2010

"La paz y las bendiciones de Allāh sean con nuestro amado profeta, Muhammad"

Abdulá ibn Amer ibn Ás relató que escuchó al Profeta (saws) decir:
"Aquel que invoque bendiciones para mí una vez, Alá descenderá diez veces bendiciones sobre él."
Muslim
Ibn Masúd narró que el Profeta (saws) dijo:
"La persona más cercana a mí en el Día del Juicio será aquella que invocó bendiciones para mí bastante (en éste mundo)."
Tirmídi

Alí ibn Abi Talib narró que el Profeta (saws) dijo:
"Un avaro es uno que no invoca bendiciones sobre mí cuando soy mencionado en su presencia."
Tirmídi

[El Corán dice: Alá y Sus ángeles bendicen al Profeta. ¡Creyentes! ¡Bendecidle vosotros también y saludadle como se debe! (33:56). Invocar las bendiciones sobre el Profeta, es tan amado a Dios que Él mismo se ocupa de ello y ordena a Sus ángeles y a nosotros seguir dicha práctica]

Omar ibn Jatab reportó:
"De verdad vuestras súplicas están guardadas entre el Cielo y la tierra y no ascienden al cielo hasta que invoquéis las bendiciones sobre el Profeta."
Tirmídi
[Tabrani también reportó lo mismo con autorización de Alí ibn Abi Talib. Por lo tanto es muy recomendable invocar las bendiciones sobre el Profeta (saws) antes y después de cada oración y súplica]