viernes, 17 de febrero de 2012

Hadiz Guarda a Allah Y Te Guardará

“Estaba un día detrás del Profeta, sala Allah alaihi wasalam, y me dijo: ‘¡Oh joven, te enseñaré unas palabras!: Protege a Allah (Su Din) obedeciendo sus mandatos y alejándote de sus prohibiciones y Él te protegerá; protege a Allah y siempre estará contigo; y si pides ayuda, pídesela a Allah. Y debes saber que si toda la gente se reuniera para beneficiarte en algo, no te beneficiarían en nada que no hubiese decretado Allah para ti; y si se reunieran para perjudicarte en algo, no te perjudicarían en nada que no hubiese decretado Allah para ti. Las plumas han sido levantadas y las páginas están secas’. [At-Tirmidhi]
Transmitido por At-Tirmidhi quien dijo que es un hadiz aceptable y correcto.
Y en otro relato:
Salvaguarda a Allah, lo encontrarás ante ti, acuérdate de Allah en el bienestar y se acordará de ti en el apuro. Y conoce que lo que te ha fallado no podía haberte tocado. Y lo que te ha tocado no podía haberte fallado. Y conoce que la victoria viene con la paciencia, que el alivio viene con el apuro y que con la dificultad surge la facilidad
EXPLICACIÓN DEL HADIZ
Este hadiz grandioso es un fundamento de la creencia en la Legislación Divina y el Decreto Divino que contiene muchos beneficios:
1. Enseñar a los más pequeños y ser humilde con ellos.
2. Una característica de la buena enseñanza, es la de empezar con una introducción sobre lo que se quiere decir. Dijo el Mensajero de Allah -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él-: “¡Oh joven, te enseñaré unas palabras!”.
3. El mérito de Ibn Abbas –que Allah esté complacido con ambos- puesto que el Mensajero de Allah -que la paz y las bendiciones de Allah sean con él- lo consideró digno de estos consejos a pesar de su juventud.
4. La recomendación de guardar el siervo a su Señor y eso quiere decir temerle y obedecerle. Así pues su realidad es la protección de la religión, y la guarda es contraria a la pérdida.
5. La recompensa es acorde a las obras, así pues quién guarda la religión de Allah (obedeciendo sus mandatos y alejándose de sus prohibiciones), Allah lo guardará, y quien no la guarda, Allah no lo guardará; y la protección de Allah a su siervo consiste en serle suficiente , protegerle y guiarle y es semejante a cuando dice Allah: “¡Vosotros que creéis! Si ayudáis a Allah, Él os ayudará a vosotros y dará firmeza a vuestros pies.” (Sura de Muhammad: 7)
6. Guardar a la religión de Allah es motivo de Su correspondencia que incluye la victoria, el apoyo y la suficiencia.
7. El mérito de acercarse a Allah obedeciéndole y temiéndole en los períodos de prosperidad que son los períodos en los que se goza de salud, seguridad y riqueza.
8. Quien teme a Allah en el bienestar estará protegido contra lo que le disguste, le serán facilitados sus asuntos y las dificultades, aliviadas sus penas y sus preocupaciones y es el significado de cuando dice: “se acordará de ti en el apuro”.
9. El establecimiento del tauhid, prescindiendo de los seres creados, buscando refugio sólo en Allah, dejando de preguntarles y pedirles socorro, y dirigirse sólo a Allah.
10. El reconocimiento del Decreto Divino sea agradable o desagradable.
11. Tanto los beneficios como los prejuicios, los dones como las calamidades han sido decretados por Allah y lo que no ha sido decretado no sucede.
12. Las criaturas no pueden cambiar lo anticipado por el Decreto y los contenidos del Libro Original.
13. El reconocimiento de los medios (que se toman para realizar algo).
14. El reconocimiento de que los medios pueden beneficiar o perjudicar pero no dejan de formar parte de lo asignado por el Decreto Divino.
15. La necesidad de adorar a Allah sin asociarle nada ni nadie, con el temor, la esperanza y la confianza en Él.
16. Lo que afecta al ser humano no podría no haberle sucedido y lo que no le sucedió no podría haberle afectado y eso significa que lo que le ha afectado ha sido anticipado por el decreto y lo que no le ha sucedido también.
17. La recomendación de la paciencia por ser uno de los motivos de la victoria.
18. La Benevolencia de Allah con Sus siervos ya que el alivio viene tras el apuro y con la dificultad surge la facilidad.
19. Todo lo que hay en esta existencia ha sido prescrito y es incambiable ya que dice “las plumas han sido levantadas y las hojas se han secado” entonces no se puede cambiar lo que adelantó el conocimiento previo de Allah ni Su libro.
20. La escritura de los decretos.
21. La orientación hacia mantener una buena opinión acerca de Allah, esperar el alivio y la facilidad cuando surge el apuro y la dificultad y dejar de desesperar de Su Misericordia.
22. La albricia con la victoria cuando se demuestra la paciencia, y con el alivio cuando aumenta el apuro, y que la dificultad no dura sino que la siguen dos facilidades: “Porque es cierto que junto a la dificultad hay facilidad. Sí, junto a la dificultad hay facilidad.” (Sura ¿No te hemos abierto? 6/5).
Y viene recopilado en un hadiz: “No triunfará una dificultad sobre dos facilidades” *
23. La creencia en el Decreto hace que la calamidad se vea pequeña, ayuda a tener paciencia e impide depender solamente de los medios.
*Hadiz relatado por Ibn Yarir en el Tafsir (151/30) y Al Hakem en su Mustadrak (528/2). Y es un hadiz mursal, lo dijo Al Hakem y lo relató Malik en el Muwataa (446/2) e Ibn Abi Shiba en el Musanaf (335/5) de Ibn Abbas –que Allah esté complacido con ambos-, aunque son sus palabras.