viernes, 5 de octubre de 2012

Los musulmanes "no practicantes"


Existe un grave fenómeno en el mundo musulmán hoy en día y es que las personas pretenden ser musulmanes "no practicantes".
Quienquiera que posea un mínimo de conocimiento del Islam y de lo que la palabra misma significa: "Sumisión" constata de inmediato la contradicción evidente.
Estas personas piensan que es suficiente para ser musulmán, declarar con la boca y esto, incluso si no aplica nada de las obligaciones del Islam.
Esta afirmación es tan absurda como decir que uno puede ser un médico simplemente declarándolo con la boca, sin ni siquiera estudiar ni practicar nada en la medicina.
Las pruebas de la falsedad de esta afirmación son innumerables en el Corán y en los hadices auténticos, y aquí están algunos:
 Iblis, el mismo diablo, sabe que Allah existe y cree en el paraíso y en el infierno así como en el Juicio final, pero Allah lo declaró incrédulo y lo maldijo por la eternidad por negarse a postrarse una sola vez.
 El Faraón también sabía que Mousa era realmente un mensajero de Allah y que Allah es el único Dios verdadero.
Allah dijo (traducción aproximada):
"Pero los negaron, en contra de la certeza que sus almas tenían sobre ellos, por injusticia y arrogancia. " (An-Naml: Sura27:eya14)
A pesar de ello Allah le declaró incrédulo y dijo que él estaba en el fuego.
 Los cristianos y los Judíos también creen en Allah y saben que el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es un verdadero profeta, Allah dijo (traducción aproximada):
"Aquéllos a quienes dimos el Libro, lo conocen como conocen a sus propios hijos" (Al-Baqarah 2:146)
A pesar de ello, Allah los ha declarado incrédulos y los ha maldecido.
 Los idólatras de la Meca creían que Allah es el Creador, Allah les citó diciendo (traducción aproximada):
"Y si les preguntas quién los ha creado, te dirán: Allah." (De los Dorados: 43:87)
A pesar de ello Allah les ha declarado incrédulos e idólatras, y les prometió el infierno.
 Abu Talib el tío del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) sabía que su sobrino (el profeta) era realmente un profeta, él defendió incluso al Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) contra los árabes idólatras de La Meca, que querían matarlo.
A pesar de ello el profeta dijo que estaría en el infierno.