martes, 24 de noviembre de 2015

Hadices sobre el matrimonio

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“Dos ciclos de oración que realiza un casado son mejor que (las acciones de) un hombre soltero que se pasa la noche de pie rezando y el día ayunando.”

Man lâ Îahdzuruh Al-Faqîh, t.3, p.384.

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“Una persona casada dormida es mejor ante Al-lâh que el que ayuna y pasa la noche de pie rezando, siendo soltero.”

Bihâr Al-Anwâr, t.103, p.221.

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“Quien se casa ha salvaguardado la mitad de su religión.” Y en otro hadiz dice: “Que tenga conciencia de Al-lâh en la otra mitad o en lo restante.”

Al-Kâfî, t.5, p.328.

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“Quien desee encontrar a Al-lâh estando puro y purificado, que le encuentre teniendo una esposa.”

Man lâ Îahdzuruh Al-Faqîh, t.3, p.385

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“Son abiertas las puertas del cielo de la misericordia en cuatro momentos: cuando baja la lluvia, cuando el hijo mira el rostro de sus padres, cuando se abre la puerta de la Kabah y al momento de casarse.”

Bihâr Al-Anwâr, t.103, p.221.

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“No hay joven que se haya casado a temprana edad, sin que su demonio brame: “¡Qué desgraciado! ¡pero qué desgraciado! Se ha puesto a salvo de mí en dos tercios de su religión.”

Bihâr Al-Anwâr, t.103, p.221.

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“¡Oh comunidad de jóvenes! Quien de entre vosotros tenga la capacidad de tener actividad sexual, que se case, puesto que ello es lo más efectivo para bajar la mirada (de lo que no se debe mirar) y resguardar más las partes pudendas.”

Mustadrak al-Wasâ’il, t.14, p.153.

Dijo el, Mensajero de Al-lâh (sws):

“Por cierto que Él ha prohibido el celibato, y ha prohibido que las mujeres renuncien al matrimonio y que se abstengan de estar con sus esposos.”

Mustadrak al-Wasâ’il; t.14, p.248.

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“La mayoría de la gente del Fuego son solteros.”

Man lâ Îahdzuruh Al-Faqîh, t.3, p.384.

Dijo el Mensajero de Al-lâh (sws):

“Quien se case con una mujer, habiéndolo hecho solamente por su belleza, no llegará a ver en ella aquello que quiere, y quien se case por la riqueza de la mujer, habiéndolo hecho solo por eso, Al-lâh lo hará dependiente de ello; así pues, debéis casaros con la que posee religión.”

At-Tahdhîb, t.7, p.399.