martes, 15 de noviembre de 2011

Pinceladas de la verdadera mujer musulmana


LA PERSONALIDAD INTEGRAL DE LA MUJER MUSULMANA

El Profeta (SAW) dijo:

“La vida mundanal está llena de cosas preciosas (y perecibles), y la más preciosa de todas es la mujer virtuosa”

1. Su relación con Dios.

La mujer musulmana tiene las mismas obligaciones religiosas para con Dios y debe cumplir con los cinco pilares prácticos del Islam. El Profeta Muhammad SAW dijo que la acción más amada por Dios es realizar cada oración a su debido tiempo. Debe respetar todos los mandatos de Dios y las enseñanzas del Profeta SAW. Dice Dios en el Corán: “Un verdadero creyente o una verdadera creyente no deben, cuando Allah y Su Mensajero hayan dictaminado un asunto, actuar en forma contraria; y sabed que quien desobedezca a Allah y a Su Mensajero se habrá desviado evidentemente”. ( Corán 33:36)

2. El cuidado de su mente.

La búsqueda del conocimiento.

El Profeta (SAW) dijo: "Buscar conocimiento es un deber de todo musulmán”.

- La mujer musulmana debe esforzarse por conocer su religión y buscar el conocimiento de cosas que le beneficien, y no debe perder el tiempo en las banalidades de esta vida.

3. Conducta recatada.

El Profeta (SAW) dijo: “El recato no trae sino el bien”.

- Evitar estar a solas con hombres no Mahram.

- Evitar mirar de manera provocativa.

- Hablar en las reuniones con respeto y moderación.

4. Buenos modales.

Conducta al comer.

[Y comed y bebed con mesura, porque Allah no ama a los inmoderados…]

El trato con las demás personas.

El Profeta (SAW) dijo: “Quien cree en Dios y en el Día Final, que atienda bien a sus visitas. Quien cree en Dios y en el día final, que sea bueno con sus familiares; y quien cree en Dios y en día final, que hable algo beneficioso o que se quede callado”

El trato hacia sus padres.

La mujer musulmana debe respetar, obedecer y honrar a sus padres.

El trato hacia su esposo.

La mujer musulmana debe ser respetuosa y obediente con su esposo, siempre y cuando no la lleve a cometer un pecado.

5. Evita el chisme.

La mujer musulmana debe abstenerse del chisme.

Dice Dios en el Corán:[No os espiéis, ni habléis mal del ausente, pues ello es tan repulsivo como comer la carne de un hermano muerto ¿Acaso alguno de vosotros desearía hacerlo? Por supuesto que os repugnaría. Y temed a Allah; ciertamente Allah es Indulgente, Misericordioso.] (49:12)

- Dijo el Profeta Muhammad SAW:“Abstente de esto” (y se tocó la lengua). Mu‘âdh dijo: "¡Oh, Mensajero de Allah! ¿Acaso seremos responsables de lo que decimos?". El Profeta SAW dijo: "La gente será arrojada al Infierno sobre sus rostros por lo que cosecharon sus lenguas".

- La mujer musulmana es fiel con sus amigas y hermanas en la fe.

6. Buen carácter.

Semblante alegre.

El Profeta (SAW) dijo:"No tengáis como pequeña cualquier buena obra, aunque no sea más que encontrarse con vuestro hermano con un semblante alegre"

Sentido del humor

“Cierta vez, los Sahâbah dijeron al Profeta (SAW): ‘Tú bromeas con nosotros’. Él dijo: ‘Pero nunca dije algo que no fuera cierto”.

7. No es extremadamente estricta.

Âisha narró lo siguiente: "El Profeta (SAW) vino a mi habitación, mientras había dos jovencitas cantando las canciones de Bu'âz. Él se recostó en su cama y giró su rostro. Entonces entró Abû Bakr, y me reprendió diciendo: '¡Instrumentos musicales de Shaitân en la casa del Profeta (SAW)!’. Entonces el Mensajero de Dios (SAW) se volvió hacia él y le dijo: 'Déjalas', Cuando ya no estaba prestando atención, les indique (que se fueran), y ellas se fueron".

8. Humildad y modestia.

El Profeta (SAW) dijo:"No hay quien sea humilde por Dios, sin que Dios lo eleve en condición".

“Dios (SWT) me dijo que debéis ser tan humildes los unos con los otros, que ninguno de vosotros debe jactarse con nadie y nadie debe oprimir a los otros".

Evitar la altanería y el orgullo.

Dice Dios:[No le des vuelta la cara a la gente y no andes por la Tierra con arrogancia. Ciertamente Allah no ama a quien es presumido y engreído.] (31: 18)

Prohíbe el mal y aconseja el bien, ordenan el bien y prohíben el mal, cumplen con la oración prescrita, pagan el Zakâh, y obedecen a Allah y a Su Mensajero. Allah tendrá misericordia con ellos; y Él es Allah es Poderoso, Sabio. (9: 71)

9. Obedece la Palabra de Dios.

[Un verdadero creyente o a una verdadera creyente no deben, cuando Allah y Su Mensajero hayan dictaminado un asunto, actuar en forma contraria; y sabed que quien desobedezca a Allah y a Su Mensajero se habrá desviado evidentemente.] (33:36)

10. Vestimenta y arreglo personal.

Moderación en la vestimenta y el arreglo personal.

El Profeta dijo:"¡Desdichado es el esclavo del dînâr, el dirham, y las vestimentas de lujo de seda y terciopelo! Si se las conceden, está complacido, pero, si no le son concedidas, él se disgusta”.

Evitar la arrogancia y la vanidad.

El Profeta (SAW) dijo:"Había un hombre que caminaba con altivez a causa de su refinada capa, y porque estaba satisfecho de sí mismo. Allâh (SWT) lo hundió en la tierra, y él seguirá hundiéndose en ella hasta el Día de la Resurrección".

Uso correcto del hiyâb.

“¡Oh, Profeta! Dile a tus mujeres, a tus hijas y a las mujeres de los creyentes que se cubran [todo el cuerpo] con sus mantos; es mejor para que se las reconozca y no sean molestadas. Allah es Absolvedor, Misericordioso”. (33:59)

- No se descubre ante hombres que no son Mahram:

“Y di a las creyentes que bajen sus miradas y guarden sus pudendas, y no muestren más adornos que los que están a la vista, que cubran sus pechos con sus velos, y no muestren sus adornos sino a sus maridos, o a sus padres, o los padres de sus maridos, o a los hijos, o a los hijos de sus maridos, o a sus hermanos, o a los hijos de sus hermanos, o a los hijos de sus hermanas, o a sus mujeres, o a sus esclavas, a sus sirvientes inocentes, o a los niños que no distinguen las pudendas de las mujeres”. (An Nur, 24:31)

LA ESPOSA MUSULMANA IDEAL

Basándose en las enseñanzas islámicas sobre el matrimonio y la mujer, el musulmán no se ve atraído por una mujer superficial, sino que por el contrario prefiere una musulmana con una personalidad islámica definida, independiente y que practica el Islam por decisión propia; por eso el musulmán toma su tiempo para escoger a su compañera para toda la vida, buscando la que tenga características islámicas correctas que contribuirán a una vida conyugal estable y feliz.

Por consiguiente el musulmán no está interesado únicamente en la belleza física, lo que es en realidad la preocupación de los jóvenes superficiales. Aunque no ignora el aspecto físico, también busca la religiosidad, inteligencia, intelectualidad y buen comportamiento, siguiendo el consejo del Profeta (s.a.w.) cuando dijo:

"Se buscan cuatro características en una mujer con objetivos de matrimonio: Riqueza, linaje, belleza física o religión. Escoge por religiosidad, pues es más probable que sea un matrimonio estable". Transmitido por Al-Bujâri y Muslim

Aunque el Profeta (s.a.w.)aconsejó al joven musulmán buscar una esposa religiosa, esto no significa que debe ignorar su belleza física, ya que el Profeta (s.a.w.) indicó la necesidad de conocer personalmente a la mujer antes de contraer matrimonio, para que el musulmán no se encuentre casado sorpresivamente con una mujer que encontrará poco atractiva.

Al-Mugîrah Ibn Shu‘bah dijo: Cuando me comprometí con una mujer en la época del Profeta (s.a.w.), él me preguntó: "¿La has visto?" Yo le contesté: No. Entonces me dijo: "Ve y conócela, pues es más probable que encontréis amor y afinidad entre ambos". Transmitido por An-Nasâ'i con un Isnâd Sahîh

Un hombre que se había comprometido con una mujer de los Ansâr fue a ver al Profeta (s.a.w.), quién le preguntó:

El Profeta (s.a.w.) enfatizó esto en más de un Hadîz, de hecho la belleza es una de las características que un hombre busca en una mujer, además de la moral y la religiosidad. El Profeta (s.a.w.) le dijo a Ibn ‘Abbâs: "¿Quieres que te informe sobre lo más valioso que un hombre puede tener? Una esposa virtuosa. Que cuando la mira se deleita, cuando le solicita algo ella lo realiza y cuando está ausente ella le es fiel". Transmitido por Al-Hâkim, que dijo: Es Sahîh según los requisitos y las condiciones de Al-Bujâri y Muslim

Abû Hurairah dijo: El Profeta (s.a.w.) fue preguntado: ¿Cuál es la mejor mujer? Respondió: "Aquella que cuando su esposo la mira se deleita, cuando le solicita algo ella lo realiza, y no hace algo que él deteste". Transmitido por el Imâm Ahmad en Al-Musnad con un Isnâd Sahîh

Éstas son las características dadas por el Profeta (s.a.w.) con respecto a la mujer con la cual se puede alcanzar felicidad, tranquilidad y estabilidad, y con la cual constituir un hogar agradable y seguro para criar hijos piadosos, sanos e inteligentes. El Profeta (s.a.w.) insistió en que el matrimonio sea edificado sobre sólidas bases, con un equilibrio en lo físico, mental, espiritual y emocional, evitando conflictos y diferencias.

Por consiguiente el musulmán correcto que se basa en el Corán y la Sunnah en todos sus asuntos, no cae en la frivolidad de considerar únicamente lo físico.

EL COMPORTAMIENTO DE LA MUJER MUSULMANA

Existen varios comportamientos islámicos y diferentes clases de conducta que la esposa Musulmana debe observar y practicar, para que su matrimonio este edificado sobre una fundación fuerte, y así ella pueda ser un buen ejemplo para otras mujeres Musulmanas. Estos comportamientos están dentro de las justas leyes Islámicas, que son requeridas para la mujer musulmana y las cuales le asegurarán y preservarán un matrimonio feliz si ella las sigue y las implementa en su vida, si Allah lo desea.

La esposa está obligada a proteger su honor y el honor de su esposo, como Allah menciona en el Corán:

"Las habrá que sean rectas, obedientes (hacia Allah y sus esposos) y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar (ej. su castidad, la propiedad de sus esposos) ." (El Corán,4:34)

Por lo tanto, la esposa justa protege su honor y las posesiones de su esposo cuando el no está presente. Ella también busca el complacerlo y traer felicidad a su corazón cuando él se encuentra en el hogar.

El Mensajero de Allah, La Paz sea con él, dijo: "Debo decirles sobre sus mujeres de entre los residentes del Paraíso: Al-Walood (aquélla quien tiene varios hijos), Al-Wadood (aquélla quien es gentil y paciente con su esposo) quien cuida de las necesidades de su esposo, y quien cuando él se enoja con ella, ella dice, 'Por Allah' yo no probare el sueño hasta que tu estes complacido (conmigo)" [transmitido por Ad-Daraqutni]

Más adelante, cuando la esposa Musulmana deja su hogar por alguna necesidad, ella se mantiene alejada de los lugares con multitudes y no busca a los amigos de su esposo para sus necesidades. Al contrario, ella actúa como si fuera una extraña, para no crear un ambiente familiar con los amigos de su esposo.

La esposa musulmana también cuida de su hogar, y cuando un amigo de su esposo viene de visita mientras él está ausente, ella le informa al amigo de este hecho en pocas palabras, para que él vuelva cuando el esposo se encuentre en la casa. Todos estos ejemplos de buena conducta son caminos y maneras para proteger el honor de los Musulmanes y el traer felicidad en sus matrimonios.

También, la esposa Musulmana acepta complacida lo que Allah le ofrece de subsistencia y siempre busca el cumplir los derechos de su esposo antes de buscar sus propios derechos.

Además, la esposa Musulmana nunca maldice a sus niños ni los trata duramente. Ella también no se la pasa recordándole a su esposo de su importante status social o su belleza. Ella debe imitar a las mejores mujeres de todos los tiempos, las esposas del Profeta Muhammad, La Paz sea con él, y las esposas de los Compañeros, que Allah este Complacido con todos ellos

Una mujer árabe dió a su hija en el momento de su matrimonio. Ella dijo: "Estate satisfecha con lo que Allah te da, y trata a tu esposo con amabilidad. Haz que tu casa y tu huelan y se vean sólo bien y placentera. Cuando él este enojado, y sírvele alguna comida, para que su enojo no se convierta en frustración. Trata lo mejor que puedas de mantener la casa tranquila cuando tu esposo duerme. También, cría a sus hijos rectamente. Nunca digas los secretos de tu esposo a nadie. Porque esto le hará desconfiar de ti. No lo desobedezcas, porque esto sólo lo enojará. Además, cuando tu esposo este preocupado o triste, no le muestres tu placer, y cuando este feliz, no le muestres tristeza y descontento. Más adelante, se lo más obediente que puedas con él y él será lo más suave y gentil que pueda contigo."