martes, 15 de noviembre de 2011

Últimas aleyas sura Al Baqara (La VaCa)

Ibn Abbas (ra) dijo:

«Mientras el Ángel Gabriel (Yibril A.S.) estaba con el Profeta Muhammad sws, oyó una voz que venía desde arriba, y alzando la cabeza dijo:

‘¡Esa es una puerta del cielo que nunca había sido abierta hasta hoy! De esa puerta descendió un ángel.’ Luego dijo:

¡Ése es un ángel que nunca había descendido a la tierra hasta hoy!. Lo saludó y le dijo: ‘Alégrate por estas dos luces que ningún profeta ha recibido antes de ti: Sura ‘La Apertura’ (Al Fatiha) y las aleyas finales de la sura ‘La Vaca’. Si las recitas y suplicas algo, serás respondido’.» Muslim, An Nasai

Los últimos dos versículos fueron revelados al Mensajero de Dios durante la Ascensión. Es un acto de sunnah muy meritorio recitarlos antes de irse a dormir. El Mensajero aconsejaba a los padres enseñárselos a sus hijos. Son considerados como duas (invocación).

Narró Abu Mas’ud Al Badri (ra) que el Profeta dijo: “Las dos últimas aleyas de la sura ‘La Vaca’ serían suficientes para quien las recitara por la noche.” Al Bujari, Muslim

Abu Hurairah, que Allah esté complacido con él, reportó: “El Mensajero de Allah sws repitió tres veces: “Satanás no puede entrar en la casa en la que la Sura Al Baqarah es recitada”. [Muslim] Esto es porque este capítulo incluye la gran Ayat Al Kursi (el versículo del Trono), y el Profeta sws, nos informó que quien recita este verso en la noche será continuamente protegido por Al-lah hasta la mañana.

Abu Huraira (ra) narró que el Mensajero de Allah sws dijo: “No convirtáis vuestras casa en cementerios. El demonio huye de la casa en la que se recita sura ‘La Vaca’ ”. Muslim, At Tirmidhi

Narró An Nauuas Ibn Sam’ an (ra), que oyó al Mensajero de Allah sws decir: “En el último Día, comparecerán el Qur'an y aquellos que lo practicaban en este mundo. Las Surah ‘La Vaca’ y ‘La Familia de ‘Imran’, hablarán en defensa de aquellos que las hayan recitado y obrado de acuerdo con ellas.”

“Reciten Al Baqarah y Al Imran, porque ellas vendrán el Día de la Resurrección como nubes, suplicando en nombre de quienes las recitan y las aplican”. Bujari, Muslim

El Profeta sws también dijo: “Memoricen Al Baqarah y Al ‘Imran, porque memorizarlas bendice a la persona, y los hechiceros no pueden afectar a quienes las memorizan”. Muslim

A continuación, los 2 últimos versículos en árabe, seguido de su transcripción fonética y finalmente su traducción.

2.285.آمَنَ الرَّسُولُ بِمَا أُنزِلَ إِلَيْهِ مِن رَّبِّهِ وَالْمُؤْمِنُونَ كُلٌّ آمَنَ بِاللّهِ وَمَلآئِكَتِهِ وَكُتُبِهِ وَرُسُلِهِ لاَ نُفَرِّقُ بَيْنَ أَحَدٍ مِّن رُّسُلِهِ وَقَالُواْ سَمِعْنَا وَأَطَعْنَا غُفْرَانَكَ رَبَّنَا وَإِلَيْكَ الْمَصِيرُ

2.285. Amana alrrasulu bima unzila ilayhi min rabbihi waalmu’minuna kullun amana biAllahi wamala-ikatihi wakutubihi warusulihi la nufarriqu bayna ahadim-min rusulihi waqaalu samiAAna waataAAna ghufranaka rabbana wa-ilayka almaseeru

2.285 El enviado sws cree en lo que se ha hecho descender sobre él procedente de su Sustentador, y [también] los creyentes: todos creen en Dios, en Sus ángeles, en Sus revelaciones y en Sus enviados, sin hacer distinción entre ninguno de Sus enviados; Dicen:

"Oímos y obedecemos. ¡Concédenos Tu perdón, Oh Sustentador nuestro, pues a Ti es el retorno!

2.286.لاَ يُكَلِّفُ اللّهُ نَفْساً إِلاَّ وُسْعَهَا لَهَا مَا كَسَبَتْ وَعَلَيْهَا مَا اكْتَسَبَتْ رَبَّنَا لاَ تُؤَاخِذْنَا إِن نَّسِينَا أَوْ أَخْطَأْنَا رَبَّنَا وَلاَ تَحْمِلْ عَلَيْنَا إِصْراً كَمَا حَمَلْتَهُ عَلَى الَّذِينَ مِن قَبْلِنَا رَبَّنَا وَلاَ تُحَمِّلْنَا مَا لاَ طَاقَةَ لَنَا بِهِ وَاعْفُ عَنَّا وَاغْفِرْ لَنَا وَارْحَمْنَا أَنتَ مَوْلاَنَا فَانصُرْنَا عَلَى الْقَوْمِ الْكَافِرِينَ

2.286. La yukallifu Allahu nafsan illa wusAAaha laha ma kasabat waAAalayha ma iktasabat rabbana la tu-akhithna in naseena aw akhta’na rabbana wala tahmil AAalayna isran kama hamaltahu AAala allatheena min qablina rabbana wala tuhammilna ma la taqata lana bihi waoAAfu AAanna waighfir lana wairhamna anta mawlana faunsurna AAala alqawmi alkafireena

(286) "Dios no impone a nadie sino en la medida de su capacidad: a su favor tendrá el bien que haga, y en su contra el mal que haga.

"¡Oh Sustentador nuestro! ¡No nos culpes si olvidamos o erramos, sin querer! "¡Oh Sustentador nuestro! ¡No nos impongas una carga como la que impusiste sobre los que nos precedieron!

¡Oh Sustentador nuestro! ¡No nos hagas llevar una carga que no podamos soportar! "¡Y borra nuestras faltas, perdónanos y concédenos Tu misericordia! ¡Tú eres nuestro Supremo Señor: auxílianos, pues, contra las gentes que rechazan la verdad!"